[WELLINGTON] Pasaporte voy por ti

Había escrito un post gigantesco descargándome contra el registro civil y cuanto lo odio (porque realmente lo odio) y todos los problemas que tuve para renovar mi pasaporte en Chile y después acá en NZ, pero chao. Lo borré todo porque la verdad es que con tantas cosas malas que pasan todos los días no estoy ni ahí con seguir tirando mala onda. Así que mejor me voy a concentrar en lo bueno que tuvo el trámite del pasaporte más caro de la vida, que fue conocer Wellington, la capitals de NZ. Una ciudad preciosa, que desde que llegué me encantó y que aunque sólo hice una visita de doctors, me dejó con ganas de recorrerla y disfrutarla mucho más. 

Me fui express sólo a renovar el pasaporte, pero tuve toda una tarde de Wellington para mi solita, porque mi negro se tuvo que quedar en el Monte trabajando para mantener el hogar. Así que obviamente hice lo que más me gusta hacer en la vida: recorrer, comer y comprar, obvio. Porque aunque eché de menos a esa bola de pelos, igual para qué andamos con cosas… es bien rico andar sola por el mundo, sobretodo para mí que siempre he sido súper independiente. Pero como por temas de horarios estamos tan poco tiempo juntos, cada vez que tenemos libre andamos pegados como siameses, y aunque  este negro me va a sacar la chucha cuando vuelva a la casa me encanta estar con ese peludo exquisito, necesito mi tiempo.
El viaje en bus fue larguísimo porque paraba en cada pueblo que encontraba, igual dormí casi todo el camino y cada un cierto rato me despertaba y miraba por la ventana los mensos paisajes que se pegan estos kiwis.
Llegué tardecito y como estos se acuestan con las gallinas, después de recorrer un poco y pegarme un lechonismo en el Mcdonnals (obvio) partieron cerrando todo, así que me fui derechito al hostal para descansar y levantarme con el alba al día siguiente, y así disfrutar a concho el día. 
Estuve su par de horas en la embajada haciendo los trámites y sacándome esta foto del terror porque los muy ctm amargados no me dejaron sonreír y esta es mi cara de pajarito triste que tengo cuando no me río. La verdad es que literalmente tengo un problema de que fisiológicamente no puedo cerrar la boca, porque mi labio de arriba es muy corto jaajaj. 
Bueno, la cosa es que todo salió bien y espero tener mi nuevo pasaporte en mis manos en dos meses más por favorcito Yisús te lo ruego
Después de terminar con el papeleo volví a Cuba st, la calle más ondera de Wellington a recorrer, echar una lookeadita y comprarme un par de cositas pocas a las que le había puesto el ojo.  
En esta ciudad por fin después de meses vi graffitis, departamentos abandonados y artistas callejeros. Extraña tanto un poco de imperfección ante tanta pulcritu.
Wellington es mucho más chico que Auckland pero para mi gusto tiene mucha más onda y vida. Además hay más mezcla de razas y no se nota la invasión asiática.
El borde costero era muy preciosísimo y me lo recorrí completito mientras buscaba el Te Papa, uno de los museos más famosos de NZ y uno de los pocos que es gratueli. Momento feliz.

Lo que más me gusta de los museos de acá, es que todo es interactivo y entretenido. No son esos museos aburridos en los que pasai sin pena ni gloria. Si no que está lleno de estímulos para todos los sentidos.

Este museo tenía de todo. Desde muestras de ciencias naturales a un salón sobre los terremotos en Nz, donde incluso te podís meter a una casa que recrea un terremoto por un par de segundos, hasta una muestra más psicográfica de sus habitantes. 
NZ ha sido por décadas uno de los países más progresistas del mundo. Hace muchos años que es legal el aborto, la prostitución y el matrimonio homosexual por nombrar algunos grandes hitos. Pero lo que muchos dicen, para callao’ un poco, es que como esta es una isla a la mierda del mundo con súper pocos habitantes, acá experimentan para que mami Inglaterra vea las repercusiones de las medidas tomadas. Dicen….eso dicen.

Obviamente después de pasar toda la tarde dentro del museo me vino un hambre del terror y me fui derechito a la cafetería a comer una cosita. Me zampé un sandwich de huevo lechuga, una nueva combinación favorita, un mocaccino como ahora estoy adicta a los cafés, y una galleta que sólo me la compré porque tenía forma de kiwi y la encontré lo más tierno del mundo. 

Bueno…y estas fueron las cositas que me compré…todas eso sí en oferta y auto regalos de navidad ya que este año no me va a caer casi nada…que pena. 

Espero que les haya gustado mi viaje eyaculador precoz express a Wellington. Yo lo disfruté a concho.
Wellington, me caíste bien.
Besos.

7 pensamientos en “[WELLINGTON] Pasaporte voy por ti

  1. Que lindo museo y que ganas de conocer NZ me dan tus posteos !! Espero que hayas pasado super bien las fiestas, aunque sea una experiencia distinta y nueva. Que sea un año lleno de exitos !! Te leo.

    Beso !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s