[AUSTRALIA] Sydney creo que te amaré eternamente [Parte 2]

A pesar de que no nos tocaron los días más preciosos de la vida, tuvimos suerte de tener el menso ni que sol cuando fuimos a Bondi Beach, una de las playas más famosillas de Australia.
Desde la estación de metro tomamos un bus y en un ratito llegamos a esta playa gigantesca que estaba repleta de gente y aunque el viento te llenaba la cara de arena, a nadie le importaba mucho. La cantidad de guachitos ricos no se lo pueden imaginar! Así que chiquillas, si tienen la oportunidad de ir, no sean gilas! háganlo por mi que estoy calá. 
Después de estar harto ratito echá como lagartija retomando mi bronceado fascinante que perdí en Melbourne, nos comimos unos fish&chips (la comida típica de acá y NZ) y nos fuimos a bajar la comida recorriendo la costa que conecta Bondi con Coogee Beach. 
Estas tres primeras fotos son en Bondi Beach, una de las playas preferidas por los surfers shúper locos, por eso también tanto mijito ricooo.
En este mirador comienza el camino hacia la otra playa, la muy tierna no tenía idea de todos los kilómetros que me esperaban. 

Algo muy la raja que había casi en todas las playas que recorrimos en Sydney era que tenían piscinas naturales en todas las costas. Habían algunas más pequeñitas para los niños y otros para nadar tipo olímpicas. Eran más heladas que beso de madrastra así que nica me metí, pero Cristián, mi toro caucásico, aperró y se pegó sus buenos metros. Seco.
El camino estaba lleno de preciosidades naturales y de cosas que sorprenden como este cementerio muy bonito mirando al mar. Acá es muy normal que los cementerios estén en medio de la ciudad, de la playa, de la carretera, en medio de todo. Harta suerte que tienen estos finados.
Acá estoy yo y mis amigos los surfistas (esas cosas en el agua son mijitos ricos, no focas por si acaso). 
De lejos se ve otra playita con su jardín característico. Las playas de Sydney son perfectas para los que no le gustan la arena, porque casi todas tienen mucho pastito para echarse y no quedar como empolvado y con arena en el choriflai.
CTM! Por fin llegamos a Coogee! Costó pero lo logramos. Apenas pisamos la arena como buenos lechones nos comimos un helado y nos devolvimos a la ciudad en otro busecito. Fue un día exquisito y REQUETECONTRA recomendado para todo los que estén un par de días en Sydney.
Al día siguiente de nuestro paseo a Bondi fuimos al famoso Museo de Madame Tusoo o Madame Pezón como le decía Cristián en Darling Harbour al ladito ladito de mis koalas.
Yo nunca había ido, me producía ganas y como la entrada no era tan carozzi, no la pensamos mucho y chan compramos el ticket online. La verdad es que lo pasamos la raja, nos reímos mucho y valió totalmente la pena.
Yo creo que las fotos no le hacen mucha justicia a los caballeros encerados, en vivo se ven mucho más reales.
La raja del museo es que podís hacer lo que querai, darles besos, abrazar a los monos, puntearlos, disfrazarte o wherever. Por eso es divertido. No como esos lugares que ni siquiera te dejan sacar fotos. Esos son unos aburridos, los odio.
Debo anunciar que Elvis nos casó así que estamos listocos pa comenzar a armar la familia, después les doy el código de novios de ABCDIN para que nos regalen una sandwichera. Nos salió barato el matrimonio así que Cristián estaba muy contento, hasta se zafó de comprar la roca.
También tomé el ”afternoon tea” con mi amiga Audrey. Eso si yo me comí todos los pasteles porque esta cabra es bien mala para comer, le faltan varias cazuelas. Después para bajar la comida, me puse a jugar un poco de basket con ese chino con gigantismo que mide como dos metros y medio. Le gané obvio, le hice cosquillas en las bolitas jajaj. 

Cristián me puso el gorro con la Olivia Newton John así que lo patié y me fui con E.T que está harto más rico. 

Este Madame Pezón Tusoo no era muy grande, pero le sacamos el jugo! Si nunca han ido vayan! Se van a reír mucho.

Besos a todos, gracias por leer y pronto se viene el tercer y último post de Sydney.
Fin del comunicado.

12 pensamientos en “[AUSTRALIA] Sydney creo que te amaré eternamente [Parte 2]

  1. Pucha que río leyéndote Fran! Que chori que lo estés pasando increíble, sin duda verte así de bien me dan ganas de viajar y conocer, y dejarlo todo acá en chilito. Eres una inspiración 🙂
    Un abrazo grande, disfruta montones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s