#MujerRompeElSilencio y deja de mentirte a vos misma cabra lesa! Parte 1

*Post escrito como colaboración para el blog de Prilov.com

No se si es de weona, de una fe excesiva en mi misma o de porfía no más pero puta que soy buena para mentirme (y creerme) una y otra vez los mismos cuentos.

Me miento más a mi misma que a mi ginecólogo opus dei y creo que a esta altura de mi adultez no hay pa’ que po. Así que cabras, voy a romper el silencio y desclasificar las falasias más falasias que yo y varias de mis congéneres (no se hagan las lesas) nos repetimos hasta el cansancio (y hasta creerlas).

Perdón mamá, allá voy.

  1. ‘‘LA PUNTITA NO MÁS’

 Yaaaaaaaaa! ¿vieron que son ordinarias? no me refiero a esa puntita po, sino que a cuando te ofrecen el medio pedazo de torta oreo manjar bañado en chocolate y vos muy putifrunsi decí: ‘‘dame una puntinta no más’’ y después la muy careraja cucharea directo de la torta hasta comerse el equivalente a 3 pedazos enteros ¡Guatona candy mentirosa! Se digna weona.

Mejor, sé mujercita, acepta tu condición de gorda lechona y pide un plato ‘’con cariño’’ desde un principio. Disfrútalo como si fuera el último y cuando te lo estis zampando piensa: ‘‘weón, se cagaron a la Pampita, cuantos pedazos de torta se habrá privado la pobre y se la cagaron igual’’ El azúcar y la celulitis en cambio, nunca me va a abandonar, nunca.

*Sobre la otra puntita, nunca me he creído esa mentira, tan weona no soy

1

  1. ‘‘YO LO VOY A HACER CAMBIAR’’

Ya! Es verdad que las minas somos bacanes, fuertes, multimujer, multiorgásmicas, nos sale una guagua de tres kilos por la vageigei sin anestesia y todas esas cosas, pero weón, en buena, ¿qué te creís? no erís ni Jesús, ni Alá ni Gandhi ni el pastor Soto pa’ hacer cambiar a ni un sacowea y llevarlo por el buen camino.

La wea es simple, si te enamoraste del chicoco gueno pal trago, jote, guatón parillero y con más amigos que Roberto Carlos, se mujercita y quiérelo tal como es. Por que te digo a ti y a mi misma, que por más que lo llevis a primeras comuniones y a comer quínoa con camarones, el cabro no se va a enderezar, porque básicamente es así y punto.

Bueno, obvio que cuando uno se quiere ‘’cede’’ (ojo, cede) un par de cosas, como ponte tú no agarrarse a otras minas o tomarse 8 piscolas en vez de 10. Pero hasta ahí llegamos cabrita. Así que mejor, pásalo bien, quiérelo así y si ya no aguantai como es, actualiza el tinder y #chaopescao no más. No hay pa’ que sufrir habiendo tanto usuario activo.

*Ojo: Puede que el socio cambie un ratito para hacerte feliz (y de paso enchufarte la huarifaifa) así que no te engañí cabra lesa pensando que es un milagro de la virgencita de Lo Vásquez. Ahórrate las velas y las rodilla pelás, que vos sabis que mucho no va a durar.

2

  1. ‘‘ME VAN A VOLVER A ENTRAR’’

En buena, es más posible que te entre el cochayuyo de Brad Pitt que esos pantalones dorados que te compraste hace tres años. No va a pasar, tu metabolismo de quinceañera ‘’mecomolaweaquequieraynoengordo’’ no volverá y a menos que te agarrí la lombriz solitaria o te dejis de comer los postres gorda lechona, ese cierre no volverá a subir.

Así que hazte un favor y regálalos, véndelos en prilov o úsalos de huaipe para limpiar el baño, pero por el amor de dios sácalos de tu clóset y termina de torturarte oh!

Ya po lesa, si es como tener la foto de tu ex en la billetera #NoHayParaQué.

3

  1. ‘‘NO QUIERO POLOLIAR, ME LO ESTOY TOMANDO TRANQUI’’

 Ya, en serio ¿a quién queris engañar con esa pará de femmefatale/mujersiglo29? Si todas sabemos que ya le tení hasta el nombre elegido a los cabros chicos pa’ que rimen con su apellido y estai puro cotizando pasajes en el cybermonday pa virarte a Brazil poto pelao con el peor es ná.

Nadie te está juzgando oh! Si está perfecto! Estai enamorá hasta las patas, choriflai en llamas, corazones, ponys y unicornios al por mayor, pero como no querí parecer minadesesperá te hací la chorita. Oye, todas lo hemos hecho oh. No te sintai mal.

Mira, te doy un consejo: al cabro y al mundo muéstrale la pará que querai, pero no te mintai vos misma po. Sabis que tenis más ganas de ir a tomar once con su mamá que de comer sin engordar. Te apuesto que hasta sabí el sabor del kuchen que le vay a llevar cuando te inviten tartaleta de frambuesas. Estai hasta el copi y tu cuerpo, tu corazón, tu chauchera y hasta tus amígdalas lo saben: estai enamorá. Así que libérate de la presión feminista, acepta que te gusta más que la chucha y escribe corazones en tu cuaderno con S.A.L , pero eso sí porfi porfi grítalo pa’ callao. No se te vaya a ocurrir cabra de mierda ponerlo en Facebook po o decirle TE AMO a la primera cacha, que ahí las cagai todas.

4

  1. ‘‘ESTE VERANO SÍ QUE SÍ’’

 A continuación un resumen verídico de mi carta Gantt de vida de los últimos 10 años.

 Yo en mayo: ‘‘Ya ctm, me metí al gimnasio, compré granola, quesillo y chía. Este verano si que voy a estar ‘‘paponerla’’ y sacarme fotos guachitaricalatinasensualsaliendodelagua y dejar a todos los cabros del feisbuk pirulín parao’’

Yo en septiembre: ‘‘Ya ctm, último choripán y me pongo a dieta de nuevo, vuelvo al gym y me focalizo guata y poto, guata y poto y de más que hago fotosaliendodelaguaconfiltrodesdelejos ¿otro choripán? Ya bueno, pero el último zozi’’

Yo en diciembre: ‘‘Ya filo wn, no lo logré pero por lo menos tengo buenas papas, así que me saco fotos de la cintura pa’ arriba y chao ¿y sabí que? Lo importante es la personalidad, que soy profesional, buena persona y que sé hacer panqueques con manjar y además tengo super bonita letra, bueno en verdad no, pero sí buena ortografía así que se conforman con eso los giles que tanto color le ponen si la mayoría de los weones que tengo en el feisbuk son puros guatones pata corta #chao’’

Todos los años me pongo la misma meta, todos los años fracaso. Nunca he podido estar guatita dura, trutro flaco y estoy cachando que a mis casi 28 años ya no va a pasar. Así que ya basta de automentirme. Trataré de ir al gimnasio básicamente para no atrofiarme y de comer un pedazo de torta al día en vez de dos para no morir de diabetes, pero me olvidaré de mi foto saliendo del mar como sirena (foto de referencia) para siempre jamás.

5

Bueno chiquillas, creo que fue un super buen ejercicio exorcitador para liberarme de tanta automentira y vivir la vida más tranquila conmigo misma ¿no se sienten más livianitas? ¿Un poquito más que sea? Ya po! No sean pesadas

Me quedaron varias otras mentiras en el tintero, así que se viene la parte II #JuntenMiedo

2 pensamientos en “#MujerRompeElSilencio y deja de mentirte a vos misma cabra lesa! Parte 1

  1. Creo que las he hecho/pensado todas…excepto la de la puntita. La verdad es que desde el inicio de los tiempos acepté que soy una gorda lechona (y menos mal que ahora existe un término pa la hueá), porque no, no le voy a decir que no al tremendo pedazo de torta o a la olla de papas fritas. Eso nunca va a pasar.
    Yo creo que los 27 es cuando una comienza a pensar en las mentiras (piadosas) que una se ha estado machacando toda la vida y te das cuenta que ya no importa, que la vida está pa disfrutarla…sin pantalones talla 36/38, con asado y piscolas del peor es ná y todos esos pequeños placeres de la vida.
    Un salud con piscola por este post!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s